domingo, 25 de julio de 2010

Erotic annotations. Lesson seven

Anotaciones eróticas. Lección 7 / En el ámbito del dibujo erótico no hay reglamentación alguna que dicte que las proporciones antropomórficas deben ser respetadas a rajatabla ni que la belleza sea condición sine qua non para excitar. Solo un enfermo ególatra puede pensar que la fealdad es indefectiblemente inhibitoria / Click sobre las imágenes para ampliar.
La leyenda de la Fiura
La Fiura en una criatura maligna perteneciente a la mitología chilota. El término también se utiliza para describir a alguien muy feo o muy díscolo. Tiene el aspecto de una mujer repugnante, de grandes mamas y de diminuta estatura (40 a 50 cm) y de larga cabellera negra. Su rostro presenta unas facciones horribles, con unos ojos chispeantes, que están casi ocultos tras su descomunal nariz. Sus miembros son delgados y engarfiados, y tiene la capacidad de alargarlos y girarlos en todas direcciones moviendo nerviosamente los deformes dedos de sus enormes manos. Usa ropajes de color rojo, y acostumbra adoptar posturas extrañas y muecas horrendas con su rostro. Los habitantes de Chiloé cuentan en sus leyendas que la Fiura es la única hija y la semilla de la perversión de los actos de La Condená; su padre sería el Trauco, con quién igualmente está casada, para así poder seguir diseminando la maldad que proviene de los actos de su madre. De esta forma logra tener hijos con su padre los cuales tienen las mismas características del Trauco si son machos, y de ella si son hembras. Por ello conservan los mismos nombres de estos dos seres.

13 comentarios:

El Fan Nº1 dijo...

Madremiaperoestoquees?¡¡

MAR dijo...

¡¡¡¿¿¿WHAT THE HELL???¡¡¡¡
CON ESAS COSAS QUE CUELGAN ABAJO DE SU CARA TAMBIEN DEBE PODER VOLAR..

el Tomi dijo...

Fábulas de la América latina, Número Uno, pero cuidado, usted sabe que allá somos muy respetuosos del realismo mágico latinoamericano, así que no tanta fábula y si mucha América latina.

el Tomi dijo...

Si Mar, yo creo que las fiuras pueden volar, aunque no podría confirmarle si las cosas que le cuelgan ahí abajo serían las alas o el tren de aterrizaje.

Fraga dijo...

Con unos whiskys en la panza yo sí le entro a estos formidables tetámenes.

Fraga dijo...

jajajajajajaja el tren de aterrizaje!!!!!

Lopes dijo...

He leído acerca de la piura y otras leyendas, es un tema que me apasiona, y en el país y en la región hay por miles.
Muy buena su versión de la Piura cumpa!

Saludos...

el Tomi dijo...

En una de mis historietas noveladas, Tangozando, uno de los personajes, el morocho Onofre, gran bailarín de tangos cuyos sensuales movimientos le servían para llevarse al lecho desmayadas de excitación a una enorme cantidad de partenaires a las que seleccionaba entre la concurrencia por su belleza provocando así la envidia de los demás machos cabríos de la zona que lo emulaban en un desesperado intento por alcanzar el porcentaje de conquistas amorosas sin considerar el aspecto físico de las señoritas y con el único afán de hacer número, advertía a sus competidores -Calidad, compañeros, no cantidad-. Por eso le digo Fraguita, la fiura le va a servir para hacer número, no calidad, aunque me parece que ésta para hacer número, ni con setenta güisquis en la bodega vale la pena.

el Tomi dijo...

...bueno, podríamos llamarle amortiguadores en el mejor de los casos...

el Tomi dijo...

Es cierto, Latinoamérica es un hervidero de leyendas, las hay por miles, tantas leyendas hay que además de la Fiura también debe existir la Piura, Lopes, y si no la inventamos, que mierda.

Miolnir dijo...

Pucha que había sido fiera la Fiura. Me gustó el detale de que "acostumbra adoptar posturas extrañas". ¡¡Como para no adoptarlas con semejantes tetas!! Ya me la imagino acostada boca abajo con las patitas colgando en el aire, no puedo seguir... me calenté.

Tomás D'Espósito Müller dijo...

Si se excita imaginándose a la Fiura bocabajo y con las patitas colgando, Miolnir, no me lo quiero ni imaginar viendo a Adriana Lima en la misma posición tirándose un pedito.

De Josefa dijo...

La Fiura, a pesar de su horripilancia es una seductora, y resulta irresistible a los hombres, especialmente los fines de semana. Por eso cuando un hombre en Chiloé, donde vive la Fiura, se ausenta un fin de semana en entero, dice (convenientemente) que ha sido hechizado por la Fiura.

A ella no le gusta ser vista, ni por seres humanos ni por animales, por lo cual si alguien la ve, le deforma las extremidades, mal que sólo puede ser curado a través de azotes con las ramas de un árbol.

Como no le gusta ser vista, para descargar su lascivia, hace que los hombres se la follen con los ojos cerrados.

Otra característica curiosa de la Fiura es su aliento pútrido. Como pueden ver, hasta el ser más repugnante puede resultar atractivo.

Su marido/padre es otro cuento. El se dedica a violar/embarazar ipso facto a muchachas vírgenes. Por lo que también (convenientemente) cuando una joven chilota soltera se embaraza se culpa de ello al Trauko.

El Trauko es tan feo como la Fiura y tan maligno también. Una de sus gracias es dejar sus excremento en la puerta de la casa de las jóvenes doncellas a las que pretende embarazar.

Por último, la madre de la Fiura, amante del Trauko, la Condená, era una mujer muy hermosa, que por su vida disoluta y viciosa se volvió fea como el demonio y fue condenada a vagar por los caminos, donde en ocasiones es vista, causando pavor a los transeuntes.